Para todos aquellos inversores interesados en el mercado internacional, traemos un seguido de recomendaciones de inversión a medio plazo. Las dos primeras son compañías que durante los primeros trimestre de este año han demostrado su solvencia y han conseguido la benevolencia de los mercados, pudiéndolas considerar así como inversiones de riesgo media-bajo, puesto que es previsible que mantengan sus líneas de tendencia. La tercera recomendación es un caso aparte, pero no por ello menos recomendable. Empecemos:

Imagen vía www.cnnexpansion.com

Facebook: Si bien todos recordamos la abismal caída de sus acciones justo después de su salida a bolsa durante el segundo cuatrimestre de 2012, parece ser que sus malos tiempos han pasado. Sin querer llegar a indagar sobre las causas de su inicial caída, es evidente que desde entonces sus acciones no han parado de ganar valor, pasando de los $20 a los $80.  Y es que la red social con más usuarios del mundo (1.280 activos) no deja de dejarnos estupefactos. Durante el primer trimestre de este año consiguió ganar ni más ni menos que 470 millones de euros, un 90% más que el mismo periodo del año anterior. ¿Y a qué se debe tal espectacular subida? Pues acorde con las declaraciones de la empresa, se ha producido gracias a la publicidad móvil, que le ha permitido al gigante de las redes sociales llegar a un beneficio de 790 millones de dólares durante el segundo trimestre de este mismo año. Según los analista de Citibank, Facebook sigue siendo una compra recomendable y su espectacular tendencia alcista aún tiene suficiente fuerza para aguantar el ritmo.

Imagen vía www.eleconomista.es

BMW: Después de la habitual caída veraniega que sufre casi la totalidad del sector automovilístico, BMW se encuentra en un punto clave para empezar a invertir. Acciones de una gran empresa a un precio más bajo de lo habitual. De hecho, si analizamos la caída de agosto, podemos ver como la tendencia, inmediatamente después, vuelve a ser alcista. Por si quedan dudas, cabe mencionar que el margen bruto de BMW lleva creciendo desde el año 2009, así como sus dividendos. El 48% de la marca está en manos de la familia Quandt, cuyas manos tienen fama de beneficiar al accionariado antes que a los altos cargos. Al margen de esto, hay que tener en cuenta que la marca consiguió un beneficio de casi 1.500 millones de euros durante el T1 de 2014, un 11,4% más de lo que preveía la propia marca. De la misma manera, aún con crisis económica, sus ventas han aumentado durante este trimestre casi un 4% respecto el mismo periodo del año pasado.

Imagen vía elpais.es

GoPro: En este caso en lugar de recomendar apostar por su subida sugerimos justamente lo contrario: Apostar por invertir a la baja. GoPro llegó a la bolsa estadounidense con un modelo de negocio al que no estábamos acostumbrados. No sólo vendieron su empresa como un fabricante de tecnología, sino como  una comunidad social con enorme fuerza mediática, potenciada, principalmente, por los propios usuarios de la marca. En sus dos primeros días de cotización, consiguieron un crecimiento del 50%, algo del todo inusual.  Acto seguido, GoPro pasó varios meses estabilizada en la cifra de los $40, hasta finales de este agosto. En esta fecha, experimentó una brutal tendencia alcista que le ha hecho -casi- duplicar su valor, hasta llegar a los $70 por acción. Esto significa que su valoración actual representa unas 70 veces su previsión de ganancias para 2015, algo del todo increíble y, bajo nuestro punto de vista, indicativo de una burbuja. Recordemos que GoPro sólo cuenta con cuatro cámaras  y que, hasta ahora, no se atisba ni hay noticias de una hipotética presentación de productos nuevos. En conclusión, prevemos que la burbuja GoPro no aguante hinchada más de escasos meses.